Industria tira la toalla y renuncia a aplicar los precios eléctricos por horas

Industria tira la toalla y renuncia a aplicar los precios eléctricos por horas

  • Eléctricas y consumidores lo habían rechazado
  • Las comercializadoras tendrán tres meses para aplicar un mecanismo más sencillo
  • El Gobierno quiere evitar alarma social en vísperas de las elecciones

El titular de Industria, José Manuel Soria.

PABLO MONGE

El Ministerio de Industria “ha entrado en razón”, según fuentes empresariales, al renunciar a aplicar sine die los precios voluntarios al pequeño consumidor (PVPC) por horas y distinguiendo entre los que tienen contadores electrónicos y los que no. Según varias fuentes, el cambio se introduciría en el borrador de real decreto por el que se establece el método de cálculo de dichos precios eléctricos que ha sido enviado al Consejo de Estado.

Así, en lugar de facturar el precio horario del mercado diario según el consumo por horas (en el caso de los usuarios con contadores digitales) o con los perfiles de consumo que elabora REE (para el resto de consumidores), la nueva propuesta establecerá que las comercializadoras facturarán a todos sus clientes por igual (con o sin contador inteligente) el precio medio diario del pool que, con los correspondientes ajustes, les proporcionará REE.

Un método más sencillo que recogerá las cotizaciones del mercado spot y no las de los mercados a plazos, que resultan más caros y se aplicaban hasta ahora a través de las subastas Cesur. Además, evita que las empresas tengan que adaptar sus programas informáticos para facturar 24 precios cada día a sus clientes y estos podrán comprobar más fácilmente qué se les cobra.

El mecanismo, que sustituirá al sistema de subastas que el Gobierno anuló en diciembre, amplía en tres meses, hasta julio (el último borrador lo ampliaba de un mes a dos), el plazo para que las empresas se adapten, pese a que la facturación se simplifica. Mientras tanto, se cobrará el precio intervenido en enero por el Gobierno para el primer trimestre (48,41 euros MWh). Este se regularizará con el precio medio del pool hasta abril (24,3 euros en lo que va de año) y ya en el segundo trimestre se regularizar con el nuevo mecanismo de medias de REE.

El operador del sistema proporcionará a las comercializadoras los precios medios del mercado por día con los ajustes reglamentarios y aquellas se los cobrarán a sus clientes en función de su consumo en el periodo facturado. Y lo harán para tres tipos de tarifas:las que tienen discriminación horaria, las que no la tienen y la de los coches eléctricos.

Con todo, para evitar que se le acuse de haberse plegado a las presiones de las compañías (aunque también Facua consideró la propuesta como “una aberración”) el ministerio mantiene la propuesta inicial que se aplicaría en un futuro a medida que se vayan implantando los contadores con telemedida que, hoy por hoy, son minoría.

Fuentes del sector consideran que esto no se producirá antes de que acabe 2015, y que, en la decisión no solo han influido las quejas de las empresas, sino también las elecciones europeas de este año y las generales de 2015. El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy y la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, no quieren que el posible caos del recibo eléctrico y la alarma social augurada por las empresas, puedadn influir en estos procesos electorales.

Como los precios se aplicarán sin más información que la que el usuario consiga de REE o la CNMC, el Gobierno solo tendrá que dar la cara en la revisión de los peajes, que solo se hace una vez al año, en enero.

 

Satisfacción entre las empresas

Las serias dificultades que han planteado las empresas (comercializadoras de referencia y distribuidoras)para aplicar un sistema de facturación en función del consumo horario, ha llevado a Industria a replantear su propuesta. Esta fue calificada como una bomba de relojería por las empresas y de ilegal por las asociaciones de consumidores, que consideran que vulnera la ley de defensa del consumidor y la ley eléctrica por tratarse de precios no transparentes ni comparables, además de discriminatorios.

Las empresas reconocen que se les ha escuchado y no dudan en reconocer que el ministerio se ha mostrado dialogante y dispuesto a simplificar el mecanismo de facturación tras comprobar que solo una mínima parte del parque de contadores está programado para lecturas horarias, lo que supondría “hacer el ridículo”, según una de las afectadas. Además, una vez que REE debía ofrecer los perfiles de consumo para facturar a los clientes con contadores antiguos, estos perfiles se podían aplicar temporalmente a todos.

Además de las comercializadoras de referencia, también han mostrado su satisfacción las distribuidoras. Estas consideran que el ministerio no debe ser criticado por haber dado marcha atrás, pues ha optado por una decisión razonable.

De momento, la norma dará tres meses para que la CNMC apruebe un reglamento sobre el intecambio de información entre comercializadoras y distribuidoras, imprescindible para que en un futuro se apliquen precios horarios en función del consumo horario, que podría demorarse uno o dos años, un tiempo precioso que las empresas consideran ganado.

El Consejo de Estado abrió ayer el plazo de alegaciones al RD que entrará en vigor el 1 de abril.

 

Articulo 

Fuente: Cinco Días

 

No Comments

Post a Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR