Arranca el ‘gran hermano’ eléctrico

Arranca el ‘gran hermano’ eléctrico

ENERGÍA A partir del 1 de julio los contadores inteligentes serán el pilar de las nuevas tarifas

  • Los nuevos contadores ofrecen información sobre la hora a la que se levanta una familia

  • También cuándo se pone la lavadora o qué programas de televisión son sus favoritos

  • La información irá a las grandes eléctricas para emitir la factura correspondiente

  • En España hay ya unos 8 millones de contadores inteligentes, casi un 30% del total

  • El objetivo es llegar a la renovación completa para el año 2018

Uno de los nuevos contadores inteligentes para la electricidad.

Uno de los nuevos contadores inteligentes para la electricidad. Bernardo Díaz

 

A partir del próximo 1 de julio, los españoles tendrán que acostumbrarse a convivir con un nuevo extraño en casa: el contador inteligente. Este dispositivo es la piedra angular del nuevo sistema de tarifas eléctricas que Industria prevé poner a funcionar este verano, y que medirá el consumo de electricidad por horas.

Su presencia en el cuarto de contadores va a suponer una auténtica revolución con respecto a los dispositivos actuales. Entre otras mejoras, este aparato permite conocer de forma detallada el consumo de los hogares y dibujar un perfil de comportamiento distinto para cada vivienda.

Los contadores pueden ofrecer, entre otra, información sobre la hora a la que se levanta una familia, cuándo pone la lavadora o qué programas de televisión son sus favoritos. Toda esa información irá dirigida a las redes de las grandes eléctricas, en su papel de distribuidoras. Estas deberán luego trasladar la información al resto de eléctricas -aquí en su papel de comercializadoras- para emitir la factura correspondiente o, en su defecto, poder elaborar ofertas adaptadas al cliente. “El reto es enorme. Se pasa de trasladar un dato al mes a más de 720 registros de consumo”, explica Santiago Blanco, director general de la consultora DNVGL en España y Portugal.

Además de proporcionar un consumo escrutado al mínimo detalle, el contador inteligente permitirá a las eléctricas controlar de forma remota el sistema eléctrico de las viviendas, realizar las mediciones de consumo a distancia y cortar el suministro por impago sin tener que acudir presencialmente al domicilio, explica Blanco, cuya empresa certifica el funcionamiento de más de la mitad del parque de contadores nacional.

Los contadores inteligentes también están adaptados al modelo de autoconsumo eléctrico y balance neto, a través del cual un consumidor ejerce también de generador de electricidad a través de sistemas domésticos de producción renovable. En este caso, la tecnología va por delante de una regulación que, hoy por hoy y según denuncian las patronales verdes, hace inviable estas técnicas en términos económicos al incluir diversos peajes a la producción.

Casi dos millones sin configurar

La implantación del contador inteligente avanza de forma lenta y en medio de un enorme caos sobre el proceso de instalación. En Españase han conectado ya alrededor de 8 millones de contadores, según las cifras ofrecidas por las principales eléctricas. El plan de sustitución de contadores en vigor establece que al final del presente ejercicio deberían estar instalados casi 9,7 millones de estos aparatos, sobre un parque total de 27,7 millones. La instalación es progresiva y se culminará en 2018.

A partir de ahí se origina otro problema, ya que casi dos millones de los contadores instalados no han sido configurados. El Gobierno ha dado a las eléctricas tres meses -hasta 30 de junio de este año- para que se adapten al nuevo sistema. Y es aquí donde se ha desatado una carrera que enfrenta a Endesa con el tándem Iberdrola/Gas Natural Fenosa para desplegar su tecnología en sus redes y que plantea algunas incertidumbres sobre su interoperabilidad.

Alquiler o compra

La evolución que supone un contador inteligente no saldrá gratis a los hogares. La legislación permite el alquiler de estos aparatos a un precio de 0,81 euros al mes para potencias inferiores a 6 kilovatios y a 1,15 euros para potencias de hasta 15 kilovatios. Otra opción, más compleja, es comprarlo en una almacén de productos eléctricos a un precio que podría rondar los 130 euros por unidad, excluyendo los costes de instalación.

Por otro lado, estos contadores no están exentos de riesgo para el sistema, las eléctricas o el propio consumidor. Su inteligencia en el manejo de información se hace muy atractiva para los hackers eléctricos, explican expertos del sector. Estos riesgos, «aunque muy bajos», se refieren al pirateo de identidades y perfiles de consumo, el poder conocer cuándo una vivienda está vacía o a la capacidad para provocar apagones.

 

Articulo VÍCTOR MARTÍNEZ

Fuente:  El Mundo

 

No Comments

Post a Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR