Las eléctricas ofrecen un precio fijo anual de la luz hasta 100 euros superior al actual

Las eléctricas ofrecen un precio fijo anual de la luz hasta 100 euros superior al actual

Las previsiones indican que la diferencia se reducirá a lo largo del año

El recibo más bajo es el de EDP, con 687 euros, frente a los 723 euros de Endesa

La CNMC recomienda a los abonados prudencia en la contratación para evitar penalizaciones

Una torre eléctrica de Endesa en Barcelona. / REUTERS

 

El nuevo sistema de cálculo del recibo de la luz, que entró en vigor el 1 de abril para intentar evitar las escaladas de precios del pasado, permite a los usuarios optar por firmar un contrato con las eléctricas que les garantice un precio fijo durante un año. Las principales eléctricas, entre las que figuran Endesa, Iberdrola, Gas Natural Fenosa, EDP España y E.ON, tenían que presentar estas tarifas ante la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) y el organismo ha advertido de que “la diferencia existente para un pequeño consumidor entre contratar la oferta más barata y la más cara disponible en ese momento en el mercado supera los 100 euros al año”.

La estabilidad que supone para una familia saber cuánto va a pagar en la factura de la luz durante todo un año tiene un coste. La CNMC alerta de que estas ofertas anuales son “considerablemente superiores” a la opción del precio de venta del pequeño consumidor (PVPC), que es el precio regulado, al que se acogen 17 millones de pequeños consumidores. Respecto al PVPC la diferencia es de 70 euros y llega a 100 euros en relación al mejor precio que puede encontrarse en el mercado. El regulador puntualiza que la opción anual no está sometida a las fluctuaciones del mercado.

Fuentes del sector indican que la comparación puede llevar a engaño porque el precio de la luz ha sido especialmente bajo en el primer trimestre y que la diferencia entre la oferta anual y la tarifa regulada se irá reduciendo a lo largo del año ya que se estima que la horquilla del precio mayorista (es decir, antes de peajes, impuestos y otros añadidos) sea entre 60 y 70 euros. El precio antes de peajes viene a suponer en torno al 44% del recibo final.

Estas ofertas suponen el 44% del recibo final, ya que hay que añadir peajes e impuestos

En el comparador de precios elaborado por el regulador se aprecia que, para un consumidor de 3,3 kilovatios de potencia y 3.000 kilovatios hora anuales de consumo, el coste anual del PVPC asciende en la actualidad a 650 euros, frente a los 723 euros de la oferta más cara de las presentadas por las eléctricas. La comercializadora con la oferta anual más baja es EDP, con 687 euros anuales, frente a los 696 euros de Iberdrola, los 714 euros de E.ON, los 718 euros de Gas Natural Fenosa y los 723 euros de Endesa. Estas ofertas solo suponen el 44% del recibo final, ya que hay que añadir peajes, impuestos y otras variables.

Estas ofertas se presentan como parte del nuevo mecanismo de revisión de precios, en el que, aparte de la facturación conforme a la evolución del mercado, se ofrecen alternativas a los consumidores como esta oferta fija anual. Las comercializadoras de referencia están obligadas a presentar estas ofertas.

El regulador advierte de que “el consumidor debe conocer con claridad antes de contratar cualquier oferta de electricidad, las condiciones de la misma que figuren en su contrato, y en particular, el compromiso de permanencia, la obligación de contratación de otros servicios adicionales, la actualización de los términos de la oferta y los servicios adicionales al suministro ofrecidos sin coste alguno”.

Las comercializadoras de referencia están obligadas a presentar estas ofertas

“La contratación de este tipo de productos debe realizarse después de comparar cuidadosamente otras ofertas disponibles en el mercado, dado que no todas ellas son directamente comparables al incluir diferentes condiciones y servicios”, añade en un comunicado publicado este viernes. La CNMC recomienda prudencia en la contratación de estas ofertas alternativas por parte del consumidor, “más aún teniendo en cuenta que su rescisión anticipada conlleva una penalización que no incluyen otras ofertas disponibles en el mercado más competitivas”, concluye.

Con el nuevo mecanismo de precios, los consumidores con potencias inferiores a 10 kilovatios (kW) tienen tres opciones de contratación del suministro de electricidad. La primera es la de optar por el PVPC, vinculado a la evolución del mercado.

La segunda opción pasa por contratar cualquier oferta libre disponible en el mercado, que garantiza el precio durante diferentes horizontes de tiempo, y que aporta, en algunos casos, diferentes servicios adicionales al suministro de electricidad. La tercera opción son las ofertas con un precio fijo anual anunciadas este viernes.

 

Articulo  

Fuente: El País

No Comments

Post a Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR