El Foro del Gas advierte de un ‘invierno incierto’ en Europa por la crisis de Ucrania

El Foro del Gas advierte de un ‘invierno incierto’ en Europa por la crisis de Ucrania

CUMBRE INTERNACIONAL EN MADRID

Chimeneas emiten humo sobre Kiev. (EFE)

La crisis de Ucrania y los eventuales cortes en el suministro del gas procedente de Rusia han inflamado los debates del llamado Foro del Gas,reunido desde ayer en Madrid con la participación de todos los agentes del sector en Europa. Las conclusiones de la cumbre se pueden sintetizar con una noticia buena y una mala. La buena sirve para constatar que las tensiones de las últimas semanas no han afectado “todavía” a las provisiones a los países europeos. La mala es que lo peor está por llegar debido a las perspectivas de los niveles de reservas para el próximo invierno, que se consideran desde este mismo momento como muy inciertas.

Los representantes institucionales de la Comisión Europea han tratado deevitar una pose alarmista a la hora de analizar los problemas que la intensificación del conflicto en Ucrania puede producir en todo el continente. Los estudios presentados por el Consejo Europeo de Reguladores Energéticos (CEER) indican que las existencias de gas en Europa pueden alcanzar este verano hasta un 90% de las previsiones incluso en el supuesto de que se produzca una interrupción de los suministros procedentes de Rusia.

Los problemas se vislumbran a corto plazo, concretamente durante el período comprendido desde este próximo otoño hasta la primavera de 2015. La curva comparada en los contratos previos a las entregas muestra un descenso gradual desde principios de año hasta alcanzar en abril una caída de 15 puntos porcentuales en relación al mismo mes de 2014 y de 2013. El citado organismo internacional de supervisión señala que hasta ahora las reservas han mantenido una cota elevada, pero todo ello se debe a las condiciones climatológicas de lo que en Europa se entiende como un invierno cálido.

 

Un empleado trabajando en una tubería de gas. (EFE)

Un empleado trabajando en una tubería de gas. (EFE)

Leer más:  El Foro del Gas advierte de un ‘invierno incierto’ en Europa por la crisis de Ucrania – Noticias de Empresas  http://bit.ly/RpsB1J

El conflicto entre Rusia y Ucrania es asumido por los responsables del mercado gasista europeo como un aviso para imponer una estrategia preventiva orientada a la seguridad de los suministros. A tal efecto, la asociación Gas Infrastructure Europe (GIE), en la que participan 25 países europeos, ha puesto el dedo en la llaga de la escasa utilización de las plantas de regasificación que ofrecen una respuesta complementaria de provisiones en toda Europa. El papel de España en este segmento de actividad es determinante, pues no en vano nuestro país cuenta con siete terminales de las 22 que actualmente están instaladas en toda la Unión Europea.

Desarrollar infraestructuras… y utilizarlas

Según el presidente del GIE, Jean-Claude Depail, los operadores gasistas pueden ayudar de manera decisiva a diversificar fuentes y rutas de suministro, pero “es necesario que las infraestructuras desarrolladas en los últimos años sean empleadas totalmente”. Ahora, la tasa de utilización de las plantas de regasificación en el conjunto de Europa es sólo del 20% y para aumentar este escaso nivel es fundamental atraer los barcos cargueros a Europa y rellenar los almacenes de gas de cara al invierno. Asimismo, es básico mejorar la integración del mercado por la vía de las interconexiones entre los Estados miembros, especialmente en Europa del Este.

Los responsables de las infraestructuras de gas reclaman una política europea que proporcione claras señales al mercado y subraye el positivo papel que puede jugar dicha materia prima en el mix energético en los próximos veinte años. El GIE solicita de la Unión Europea un mayor equilibrio entre los objetivos de competitividad, sostenibilidad y seguridad de los suministros y al mismo tiempo reclama una regulación predecible que permita el desarrollo de las inversiones destinadas a las nuevas infraestructuras gasistas. La crisis de Ucrania supone una gran oportunidad para rectificar viejos patrones de comportamiento en el sector gasista, pero entraña también unos riesgos inesperados en el suministro energético de toda Europa si no se adoptan a tiempo las medidas adecuadas.

 

Articulo  

Fuente:  El Confidencial

No Comments

Post a Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR