Las eléctricas piden una subasta para colocar el déficit de tarifa de 2013

Las eléctricas piden una subasta para colocar el déficit de tarifa de 2013

La ley reconoce 3.600 millones, pero el importe se conocerá en la liquidación de noviembre

  • Industria tramita un real decreto para la cesión del déficit
  • Este año, todas las empresas reguladas deben asumir las desviaciones
  • Desde 2000 se han generado 28.466 millones

Evolución del déficit de tarifa eléctrica

Las cinco grandes eléctricas que financian el déficit de tarifa de 2013 (Endesa, Iberdrola, Gas Natural Fenosa, EDP y Eon) podrán ceder esa deuda en los mercados financieros, según las condiciones que establece un real decreto que tramita el Ministerio de Industria y que la CNMC dictaminó la semana pasada. En las alegaciones presentadas por Unesa, la asociación en la que participan estas empresas, se propone que el tipo al que se ceda el déficit “sea el tipo resultante de un proceso de subasta ejecutado por los titulares del derecho de cobro, contando con una entidad financiera de prestigio”.

Industria propone como fórmula para fijar el tipo de interés el rendimiento del bono del Tesoro a ocho años y un diferencial de 85 puntos básicos a lo largo de los 15 años en que se irá recuperando la deuda (vía peajes eléctricos). Según el cálculo de la CNMC, de la aplicación de esta metodología, a 15 de agosto, se deriva un tipo de interés resultante del 3,001%. Ello supone el pago de una anualidad constante de 302 millones de euros a pagar por el sistema hasta 2028.

Aunque lo que se dirime es la cesión del déficit del año pasado (hasta un máximo de 3.600 millones de euros) a entidades financieras que pasarían a ser las acreedoras de la misma, a las eléctricas se les devolverá este año 280 millones de euros en concepto de anualidad, con un tipo de interés provisional del 2%. Un 7,6% menos que los citados 302 millones que resultan al año de la fórmula propuesta por el ministerio para la cesión.

Otra fórmula alternativa a la subasta que proponen las afectadas, es que se utilice como referencia la cotización de la deuda pública de los cinco días previos a la fijación del tipo de interés y que el diferencial se fije a partir de propuestas indicativas de los bancos. Además, piden que el real decreto incluya una cláusula para compensar a las empresas de “cualquier desequilibrio en el precio de cesión” en el primer año. Y piden que las anualidades se paguen en 12 liquidaciones, no en 14.

Las eléctricas temen no poder ceder toda la deuda si no se dan las condiciones de mercado al precio que pretende el Gobierno. Consideran más adecuado el mecanismo utilizado para la cesión de la deuda del almacén Castor, que se ha colocado a un interés del 4,3% (eso sí, se recuperará en el doble de tiempo, a 30 años).

La CNMC se ha alineado en parte con las empresas al estimar en su informe que el método de cálculo del tipo de interés podría situarse por encima del coste de financiación de las empresas del sector eléctrico, con lo que se trasladaría como un coste adicional al consumidor. La anualidad de recuperación del déficit representa el 1,4% del total de los costes del sistema.

Aunque el déficit máximo que reconoce la ley para 2013 es de 3.600 millones, esta también admite algún posible desajuste de ingresos. Algo que se verá en la liquidación complementaria que, para determinar la cifra final, publicará la CNMC en noviembre. En la última liquidación de marzo (la número 14), no obstante, el déficit provisional de 2013 ascendía a 3.188 millones de euros. Esta cifra podría ser inferior, pues falta por liquidar las primas cobradas a cuentas por las instalaciones de renovables.

El saldo de la deuda eléctrica acumulada desde que empezó a generarse en el año 2000 asciende a28.466 millones, según datos de la CNMC. Los procedimientos de cesión del déficit han variado con el tiempo: hasta 2005, la colocación la realizaron directamente las empresas (un modelo similar al que ahora se propone para el de 2013), desde ese año a 2008, mediante subastas organizadas por la CNE (casi todas quedaron desiertas) y posteriormente se titulizó a través e un fondo (FADE) con el aval del Estado. Según la CNMC, el coste de financiación de las empresas en los últimos años ha sido menor que el del Tesoro.

 

Industria busca aplazar la subida de los peajes

Desde el pasado 1 de enero, las reglas para la financiación de los desajustes que se generen han cambiado:estos ya no los asumen las matrices de las grandes eléctricas, sino sus sociedades reguladas (distribuidoras), pero también el resto de agentes que reciben sus ingresos del sistema. Además, existe un límite (el 2% de los ingresos el sistema en un año y un 5% en total) a partir del cual se activa un mecanismo de subida automática de los peajes.

Según esta regla, y a la vista de que el año no cerrará con déficit cero, tal como avanzan las liquidaciones de la CNMC, los peajes subirían sin más, pese a la prohibición expresa del presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, de que suba la parte fija del recibo de la luz en un año electoral.

En este punto, el ministerio tiene la ventaja de que el automatismo se activaría a finales de 2015 (desde este año se ha establecido una liquidación definitiva del sistema en los meses de diciembre sobre el año anterior), por tanto, al fin de la legislatura. Pero, al margen de este mecanismo, al elaborar la orden de peajes de 2015 debe hacer una previsión sobre los costes del año, que deben incluir el déficit de este año, más elevado de lo previsto por la menor recuperación de la demanda. Industria siempre podrá recurrir al maquillaje, pero su margen se estrecha.

 

Articulo  

Fuente:  Cinco Días.

No Comments

Post a Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR