La batalla entre el petróleo barato y las renovables definirá el futuro de la energía

La batalla entre el petróleo barato y las renovables definirá el futuro de la energía

Un informe de Citigroup señala a la fotovoltaica y a la eólica como las alternativas más baratas para sustituir a las térmicas de carbón.

Petróleo barato vs. Eólica, ¿qué es más rentable?

Petróleo barato vs. Eólica, ¿qué es más rentable?

¿Qué es más rentable, el petróleo o las energías renovables? El banco de inversión Citigroup cree que la batalla de los costes entre el crudo barato y la fotovoltaica y la eólica, principalmente, definirá el futuro del panorama energético. Un futuro que pinta más de color verde que de negro.

Señala Citigroup que a pesar de que la caída precio del petróleo y del gas asociado al mismo han podido poner en un aprieto a las renovables, serán estas las que realmente se alcen con la victoria final por cuestiones económicas, medioambientales y de seguridad de suministro.

Tanto es así que las renovables son la forma más barata de sustituir la energía térmica de carbón. “Los esfuerzos climáticos generales tendrán que centrarse de alguna manera en reducir el uso de carbón en los países en desarrollo; la forma más barata de hacer esto en muchos casos será la de sustituir las energías renovables por la térmica de carbón “, dice Citigroup.

El banco de inversión afirma que ha habido dos sentencias comunes en el debate energético en los últimos meses: 1) que el petróleo barato asestará un duro golpe a las energías renovables, y 2) que el petróleo y las energías renovables rara vez compiten en el sector de la energía, por lo que el impacto será menor. Y ambas afirmaciones no son estrictamente verdaderas, según el banco.

Citigroup cree que la caída del precio del petróleo no tiene solución a corto plazo lo que significa el final de parte del sector como pueden ser operaciones de alto riesgo en regiones como el Ártico, arenas bituminosas y en aguas profundas.

Por otra parte, las perspectivas a largo plazo para las energías renovables siguen siendo brillantes. “Los factores fundamentales – el aumento de la competitividad económica, la seguridad energética, y las metas ambientales – permanecen como fuerzas potentes que desarrollarán las energías renovables a nivel mundial cada vez más rápido”.

El informe de Citigroup señala que los costes de la fotovoltaica y la eólica han caído dramáticamente, y la disminución de los costes debe continuar en el futuro. Sobre una base no subvencionada, los parques eólicos se están construyendo a un coste de menos de 40 dólares MWh en algunas regiones. Además, recientes subastas de energía solar en Oriente Medio han dejado los precios por debajo de 60 dólares MWh.

“La respuesta clara sobre si el petróleo barato amenaza a las renovables es que no, aunque a primera vista, el petróleo plantea escasas amenazas directas a las energías renovables”.

Citigroup asegura que el petróleo compite directamente contra las energías renovables en sólo alrededor del 5% del mercado, es decir, solo en aquellos lugares donde se utiliza petróleo en la generación eléctrica. Estos destinos son especialmente en Oriente Medio (Arabia Saudí utiliza el petróleo para el 55% de sus necesidades de electricidad, y el Oriente Medio en su conjunto llega al 36%), y en el Caribe (Jamaica, el 91%).

Aun así, Citigroup cree que “incluso con los precios del petróleo muy reducidos en el rango de los 50-60 dólares por barril, las energías renovables más maduras como la eólica y la fotovoltaica tienen escasos problemas para competir con la nueva generación de gasoil en Oriente Medio”.

“A título indicativo, la energía solar fotovoltaica a gran escala en Oriente Medio no sería competitiva con el petróleo cuando el crudo esté por encima de los 30 dólares, y en eólica cuando el petróleo esté por encima de 23 dólares”. Otra cosa diferente son tecnologías como la eólica offshore y la nueva nuclear, señala el informe, cuyos costes son más altos, cuenta el portal RenewEconomy.

De hecho, es interesante observar que el mayor productor de petróleo del mundo, Saudi Aramco, está instalando solar en muchas de sus plantas para ahorrar en los costes del petróleo, y para permitir que se exporte más crudo.

Y si esto se produce donde el petróleo es más barato, en otras regiones pues sucede más de lo mismo. Por ejemplo, en EEUU. El informe del banco de inversión dice que la caída del precio del petróleo no tiene por que conllevar también una caída del precio del gas. Señala a lo que se ha producido en la industria del fracking. Asegura Citigroup que la caída del precio del crudo se ha llevado por delante a la mitad del shale oil estadounidense porque económicamente es inviable con el petróleo tan barato.

Y esto ha repercutido en el precio del gas que ya no es tan barato en EEUU. Incluso pone de ejemplo a la compañía Dow Chemical que recientemente ha decidido apostar por fotovoltaica y eólica en vez de por gas en sus plantas de Texas.

A pesar de que el gas está cada vez más barato en regiones como Europa y Asia, será improbable que amenace a las energías renovables en estas regiones. Citigroup explica que con un crudo tan barato el papel del gas natural licuado (GNL) corre cierto peligro. Muchos proyectos pueden ir a pique. “Con menos suministro de GNL, el mundo tiene dos alternativas principales para la generación de energía: carbón y energías renovables. Y las energías renovables pueden beneficiarse al máximo de cualquier caída del suministro de GNL”, destaca el informe.

En cuanto a la comparación del diésel con las renovables, Citigroup afirma que tampoco podrá competir a pesar de ser tan barato. El banco explica que el diésel tiene muchas subvenciones y es por ello que la caída del precio del crudo no se puede trasladar a los consumidores. Mientras la fotovoltaica tiene unos costes entre 8-50 centavos de dólar kWh, en el diésel la horquilla es más amplia, entre 3 centavos y 3 dólares kWh, dependiendo de las subvenciones.

“La generación distribuida es una respuesta importante a los aproximadamente 1,3 millones de personas en el mundo que todavía no tienen acceso a la electricidad”, dice Citigroup. “También puede representar una de las mayores oportunidades a largo plazo para la energía solar”, añade – aunque observa que la energía fotovoltaica y el diésel podrían seguir trabajando juntos hasta que los costes de las baterías de almacenamiento eliminen esta sociedad.

Articulo / Fuente:  ( el Periódico de la energía).

No Comments

Post a Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR