Unesa prevé que este año repunte la demanda eléctrica y pide que se lleve a cabo la “liberalización completa” del mercado

Unesa prevé que este año repunte la demanda eléctrica y pide que se lleve a cabo la “liberalización completa” del mercado

La Asociación Española de la Industria Eléctrica (Unesa) prevé un repunte del consumo de electricidad en el conjunto del año, al situarse ya a niveles de 2003, y constatarse un “ritmo fuerte” de mejora en la demanda industrial. La industria también prevé crecimientos de la demanda en el gas mientras que desde las petroleras creen que la demonización del sector es “injusta”.

Así lo señaló el presidente de Unesa, Eduardo Montes, durante su intervención en la presentación del Balance Energético de 2014 y Perspectivas para 2015 del Club Español de la Energía, en la que auguró una mejora de la demanda de electricidad para este año, ahora en niveles de 2003. Montes explicó que el consumo industrial está mejorando “a un ritmo fuerte”, mientras que la demanda de servicios se ha “estancado”, pero ya no disminuye, a diferencia de la doméstica, que “sigue cayendo” ya que se ha producido un “cambio importante” de hábito de consumo entre los consumidores domésticos, ya que “por primera vez” cuando el PIB crece “fuertemente” la demanda doméstica sigue “a la baja” y hay más eficiencia energética.

En cuanto a los precios de la electricidad, Montes apuntó que el recibo de la luz se sitúa entre los más caros de la Unión Europea si se incluyen los impuestos y otras partidas ajenas a la electricidad. Sin embargo, se da la “paradoja” de que si se extraen estos componentes ajenos a la electricidad “el sistema eléctrico español está muy por debajo de la media de la Unión Europea” en los precios. Además, los precios para los consumidores industriales son “ligeramente más baratos” que la media europea. “Es artificial la visión que tenemos de los precios de la electricidad”, añadió Montes tras constatar unos precios “ligeramente inferiores” en 2014.

Liberalización “completa” del mercado eléctrico

En el 2014, Montes señaló que la producción bruta de energía eléctrica cayó un 2,6%, mientras que el consumo de electricidad alcanzó los 233.211 millones de kWh, un 2,3% menos que en 2013. Asimismo, destacó que el saldo de España en cuanto a exportaciones es positivo, especialmente en la exportación a Portugal. Además, destacó la importancia de la nueva interconexión con Francia y el avance en la integración del Mibel con el resto de Europa como “muy importantes y positivas“.

De esta forma, Montes demandó de nuevo la “liberalización completa” del mercado eléctrico, con la eliminación de los precios regulados, así como la supresión de los componentes de la factura eléctrica ajenos a la actividad, para que el recibo “tenga aquello que es propio de él y no más“. El presidente de la patronal eléctrica pidió también una revisión de la fiscalidad al haber “una serie de impuestos medioambientales con misión recaudatoria que muchas veces se triplican” entre las distintas administraciones, y un impulso a las redes de distribución eléctrica. Finalmente, Montes indicó que las reformas del Gobierno consiguieron acabar con el déficit de tarifa, aunque recordó que un 80% de ese coste fue asumido “por las compañías de Unesa”.

La reforma gasista aporta estabilidad

Por su parte, el presidente de Sedigas, Antoni Peris, destacó que el marco normativo aprobado en 2014 por el Gobierno para el sector gasista permite tener “un modelo definido hasta 2020” para abordar las inversiones. Al hacer balance del año 2014, Peris destacó que se estableció el mecanismo retributivo para el sector, dando “una señal clara y estable para los próximos años”. Así, el presidente de Sedigas afirmó que en 2014 el sector siguió expandiendo su red, “llegando al 78% de la población española”. A este respecto, indicó que el número de clientes de gas ha seguido aumentando, hasta llegar a los 7,6 millones de clientes, “una cifra importante y que refleja el esfuerzo inversor que se ha venido realizando“.

El sector, que representa el 0,5% del PIB y genera 150.000 empleos, vislumbra su expansión en base al “potencial de crecimiento” y el marco retributivo que incentiva la conexión de nuevas poblaciones y clientes de consumo. A esto se suma la eficiencia económica y la sostenibilidad medioambiental que supone el gas, apuntó Peris, quien dijo ver un “potencial importante de crecimiento” como combustible en transporte tanto terrestre como marino en forma de GNL. Además, consideró que se están “sentando las bases” para la integración con Europa y la creación de un mercado organizado del gas y apuntó que el cierre de varias cogeneraciones ha supuesto la pérdida de 18,5 Twh.

Las petroleras ven una “campaña”

Por parte de la Asociación de Operadores de Productos Petrolíferos (AOP), Federico Molina, tachó de “injustificada” la “campaña emprendida desde distintos ámbitos contra el sector” petrolero. Molina considera que las críticas respecto a la falta de traslación de la caída de la cotización del crudo a los precios de los carburantes son “acusaciones faltas de rigor”. Además, señaló que el producto constituye solo un 36% del precio de los carburantes y que los impuestos “amortiguan” las subidas y bajadas, de manera que “pretender que se abaraten tanto como el crudo es una verdadera aberración matemática”.

En los carburantes no hay efecto pluma ni efecto cohete. Hay un paralelismo entre los precios internacionales y precios en nuestras gasolineras sin impuestos. Las críticas son injustas en un sector donde existe una competitividad efectiva. El mercado español es transparente, con publicaciones en tiempo real de todas nuestras estaciones de servicio. No hay ningún oligopolio, hay una gran competencia“, indicó al respecto. Además, Molina aseguró que “no se está notando un repunte de consumo” y puntualizó que “no hay ninguna previsión que diga que va a aumentar la demanda”.

Con respecto al margen bruto de distribución, insistió en que no cubre solo el beneficio, sino muchos otros costes, en especial dado que con la crisis se ha desplomado el volumen medio de litros vendidos por estación de servicios. En lo que atañe al refino, Molina señaló que en 2014 la utilización de las refinerías españolas estuvo en línea con 2013, con tendencia a la mejora gracias a los mayores márgenes que arroja la caída de los precios del crudo.

Con respecto al precio del crudo, Molina avanzó que “la sobreproducción de petróleo va a seguir” hasta que la caída de la inversión vaya repercutiendo en caídas de la producción. “No sabemos dónde se va a estabilizar el precio del crudo”, aseguró, al tiempo que apuntó que la cotización podría caer en caso de que se normalicen las relaciones con Irán y también por el efecto de las existencias, ya que los almacenamientos se encuentran al 85% de su capacidad.

Articulo JAVIER ANGULO

Fuente:  energíadiario.com – AGENCIAS

No Comments

Post a Comment

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR