Energía reactiva

En ENERGIALIS solucionamos tus problemas con la energía reactiva de tu factura, para ello contamos con un equipo especializado en la eliminación de la energía reactiva.

¿Cómo lo hacemos?

Nos desplazamos a su empresa para tomar si fuera necesario mediciones in situ de los parámetros de su instalación. Estudiamos y analizamos con sus facturas de electricidad las penalizaciones por energía reactiva haciendo un estudio pormenorizado de la misma.

Diseñamos tu batería de condensadores adecuada para su instalación.

Instalamos la batería de condensadores en su negocio.

¿Cual es el resultado?

El resultado es ELIMINACIÓN DE REACTIVA en su negocio, pasando de pagar una penalización a no pagar nada de reactiva.

Nuestra eficacia es del 100% en resultados.

¿Qué garantía tengo?

ENERGIALIS trabaja con empresas totalmente consolidadas en este sector y con proveedores de las mejores marcas del mercado, que ofrecen la garantía de un servicio técnico de dos años, totalmente gratuito.

¿Puedo financiar mi batería?

En ENERGIALIS buscamos la comodidad para el cliente a la hora de efectuar la cuantía económica, por ello se le da al cliente varias opciones:

01Pronto pago (al contado)

Esta opción es la muy ventajosa, ya que, el cliente se le efectúa un descuento muy importante que puede ir desde 10% – 20% a la hora de pagar la batería.

02Financiada

En esta opción, hacemos un esfuerzo a la hora de que el cliente page cómodamente la cuantía económica SIN INTERESES, en un plazo de amortización muy razonable.

La energía reactiva

La energía reactiva es aquella necesaria para el funcionamiento de determinados aparatos como los motores y trasformadores, donde el exceso de la misma provoca importantes perjuicios técnicos y económicos.

En cualquier instalación eléctrica, ya sea de tipo doméstico o industrial, podemos diferenciar  tres clases de energía eléctrica, cuya presencia vendrá determinada por el tipo de aparatos eléctricos en uso:

01Energía activa

La energía activa es aquella que se transforma en su totalidad en trabajo “útil” (mecánico y/o calor) como, por ejemplo, el calentamiento de las resistencias en los sistemas de calefacción eléctrica y el movimiento de los motores de las máquinas de lavado. Esta energía se mide en KWh.

02Energía reactiva

La energía reactiva se utiliza para la generación de campos eléctricos y magnéticos de determinados receptores, como son los bobinados de motores y condensadores instalados en los ordenadores y equipos electrónicos. Por tanto, no se transforma en ningún tipo de trabajo denominado “útil”. Esta energía se mide en KVArh.

03Energía aparente

La energía aparente es la energía total de una instalación eléctrica, es decir, la suma resultante de la energía activa y reactiva. Esta energía se mide en KVA.

vaso

¿Qué efectos produce de la energía reactiva en sus instalaciones eléctricas?

La energía reactiva, al no ser transformada en trabajo “útil”,  transita a través de la red provocando un aumento en la demanda de corriente eléctrica, provocando los siguientes efectos adversos:

  • Pérdida de potencia “útil” en las instalaciones.
  • Aumento de pérdidas de energía activa.
  • Sobrecalentamientos de los conductores eléctricos.
  • Menor rendimiento en los aparatos eléctricos conectados.
  • Caídas de tensión y perturbaciones en la red eléctrica.
  • Penalizaciones a los usuarios por parte de las compañías eléctricas.

¿Porque me aplican estas penalizaciones por exceso de energía reactiva?

Los usuarios con potencias contratadas de más de 15 KW tienen la obligación de tener instalados contadores de tarificación que registren la energía reactiva, aunque las compañías eléctricas pueden obligar a los usuarios con potencias menores o iguales a 15 KW a instalarlos cuando el consumo de energía reactiva supere el 50% de la energía activa, según Real Decreto 1164/2001.

La penalización del consumo de energía reactiva viene determinada por el factor de potencia (Cos j), aplicable cuando se supera el 33% de la energía activa consumida. Su precio por cada KVArh excedido viene definido en la Orden ITC/3519/2009.

Eliminación de la energía reactiva

La eliminación de la energía reactiva se hace a través de la instalación de una batería de condensadores, compensando la energía reactiva de los elementos con componentes bobinados como motores o transformadores.

Existen tres tipos de compensación de la energía reactiva:

  • Compensación individual: a cada aparato eléctrico con componentes bobinados se le instala el condensador necesario.
  • Compensación conjunta: al conjunto de aparatos eléctricos con la misma potencia y mismas horas de funcionamiento se le instala un condensador común.
  • Compensación central: compensación de toda la instalación a través de una batería automática de condensadores, cuyo funcionamiento se regula automáticamente en función de la energía reactiva que es necesario compensar en cada momento.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR