Seis patronales industriales se manifiestan contra la reforma de Soria

Seis patronales industriales se manifiestan contra la reforma de Soria

 

Envían un manifiesto al ministro de Industria para que rectifique los recortes a la cogeneración

  • Se trata de los sectores del papel, ladrillo, azulejos, agrario y agroalimentario
  • Denuncian que la medida aboca al cierre a la mayoría de las plantas

De izquierda a derecha, Isidro Zarzoso, presidente de Ascer; Eduardo Querol, de Aspapael; José Malpresa, de Hispalyt; Pedro Astals, de FIAB; Pedro Barato, de Asaja y Fernando Mercén, de Cooperativas Agro-alimentarias, ayer en Madrid.     JUAN LÁZARO

 

Seis asociaciones de distintos sectores industriales y agrariashan firmado un manifiesto dirigido al ministro de Industria, José Manuel Soria, en el que defienden la cogeneración “como una herramienta clave para reindustrializar España” y arremeten contra el recorte de la retribución incluida en la orden ministerial de estándares que desarrolla el real decreto de renovables que pone fin al sistema de primas del régimen especial. Esta orden se encuentra en trámite en la CNMC.

 Se trata de patronales dispares que, en algunos casos, nada habían tenido que ver entre ellas hasta hoy: la del sector del papel (Aspapel); la de azulejos y cerámica (Ascer); ladrillos y tejas (Hispalyt);alimentación y bebidas (FIAB);de jóvenes agricultories (Asaja) y de agroalimentación (Cooperativas Agro-alimentarias). Todas ellas cuentan con empresas asociadas que utilizan la cogeneración en sus procesos productivos. Sus responsables denunciaron en una rueda de prensa conjunta, que la reforma eléctrica hace “inviable” la cogeneración y supondrá, en mayor o menor medida, el cierre de plantas a corto plazo y la pérdida de 70.000 empleos directos y solicitaron un encuentro urgente con el ministro de Industria.

Ante los oídos sordos del ministerio, las cogeneradoras han decidido unirse para presionar para lograr una “rectificación” de una propuesta de reforma que tendrá un impacto económico de 660 millones de euros; una caída de la demanda de gas del 10% y una pérdida de la eficiencia energética del país del 2%.

Según la opinión general, no se trata de un problema de la cogeneración “sino de la industria a la que está asociada”. Por ello, en palabras del presidente de Aspapel, Eduardo Querol“si muere la cogeneración muere la industria”. El sector papelero representa el 10% del consumo energético de la industria y un 17% del total de la capacidad de cogeneración.

La reforma que se inició en julio del año pasado ya ha pasado factura: según datos de REE la energía vertida a la red por parte de los cogeneradores ha descendido un 25% en un año. Lo cual significa que 2.000 MW están ya parados.

Las afectadas denunciaron que la orden ministerial de estándares “maltrata a la cogeneración” y que, en cuanto entre en vigor, “llevará a las plantas a entrar en pérdidas operativas y las abocará al cierre”. El presidente de Ascer, Isidro Zarzoso, destacó que el sector “no se entiende sin la cogeneración” y cifró el impacto en esta industria azulejera en 53 millones de euros.

En la misma línea se expresó el presidente de Hispalyt, José Malpresa, quien dijo que la orden es “nefasta para el sector” y supone un coste de 60 millones para su sector. Por su parte, el presidente de la FIAB, Pedro Astals, recordó que la medida supondrá una pérdida de competitividad en los mercados exteriores.

En el encuentro con la prensa también participaron los agricultores a través de Asaja. Su presidente,Pedro Barato, defendió que el Ejecutivo “no puede cambiar permanentemente las reglas del partido” y recordó que de las 29 plantas de purines, uno de los sectores más castigados, han cerrado 28. Finalmente, el presidente de Cooperativas Agro-Alimentarias, Fernando Mercén, auguró que la medida supondrá “el desmantelamiento de parte de la cogeneración del sector agroalimentario, el primer sector industrial del país”.

“Los industriales son todo menos tontos”

“Sin cogeneración no hay reindustrialización”, aseguró esta mañana Carlos Reinoso, director general de Aspapel, durante la rueda de prensa en la que seis asociaciones empresariales denunciaron los recortes del Gobierno a la cogeneración. Este recordó que la cogeneración ha sido una apuesta de la UE y subrayó que en el cumbre de jefes de Estado celebrada ayer en Bruselas, “se discutía por primera vez sobre competitividad industrial”.

Preguntado por la afirmación del ministro de Industria, José Manuel Soria, de que la cogeneración está sobrerretribuida, Reinoso señaló que hay un gran margen para seguir instalando plantas cogeneradoras y, sin embargo, hace varios años que no se invierte nada. “Los industriales españoles son todo menos tontos”, aseveró el directivo de Aspapel.

Ninguno de los participantes dijo haber mantenido ninguna reunión productiva con Industria. Salvo el presidente de Asaja, Pedro Barato, que dijo que está manteniendo contactos con este ministeio a través de Agricultura, contactos que aún no han concluido.

Respecto a la posibilidad de recurrir a la Unión Europea, el colectivo lo consideraría “un fracaso”, una muestra de que su iniciativa no habría tenido éxito. En cuanto al nuevo sistema de interrumpibilidad “es otro dolor de cabeza que puede aparecer”, según Eduard Querol, presidente de Aspapel.

Articulo  

Fuente:  Cinco Días.

No Comments

Post a Comment