Iberdrola pide a Soria que le pague por impedir cerrar una central parada

Iberdrola pide a Soria que le pague por impedir cerrar una central parada

ENERGÍA La petición de cierre se solicitó en julio de 2013

  • La eléctrica ve “deficiencias e inconsistencias” en el informe que rechaza el cierre

  • Reclamará “daños y perjuicios” al considerar que la negativa responde al “interés general”

El culebrón de la central eléctrica de Arcos de la Frontera (Cádiz) continúa. Iberdrola, empresa propietaria de la instalación, reclamará al Gobierno «los daños y perjuicios» derivados de la infrautilización de la central de ciclo combinado ante la prohibición de cierre decretada por el Ministerio de Industria y adelantada por ELMUNDO.

La eléctrica presidida por Ignacio Galán advierte en sus alegaciones remitidas a Industria y a la Comisión Nacional de los Mercados y de la Competencia (CNMC) que la prohibición de cierre está ligada «a razones de interés general que escapan absolutamente del control de Iberdrola», según los documentos a los que ha tenido acceso este diario. Iberdrola recuerda que su petición de cierre, solicitada en julio de 2013, se sustenta en su ejercicio de libertad de empresa recogido en la Constitución.

Un portavoz de la eléctrica denegó comentar esta información. Por su parte, fuentes próximas al Gobierno remarcaron que la prohibición del cierre se realizó conforme a un informe de RedEléctrica, operador del sistema, que advertía de posibles problemas en el suministro eléctrico en la zona si se desmantelara el grupo 3 de Arcos de la Frontera. La decisión está pendiente de ratificación por laDirección de Energía de la CNMC, según añaden las mismas fuentes.

El informe del operador del sistema consideraba que en principio el cierre no plantearía problema alguno en la cobertura de suministro de la zona. No obstante, REEargumenta que el desmantelamiento de este grupo, con una capacidad de 800 megavatios, es «incompatible» con la parada permanente del ciclo combinado vecino de Campo de Gibraltar, detenido por una orden judicial desde 2012.

En sus alegaciones, Iberdrola lamenta «ciertas deficiencias e inconsistencias» en el informe elaborado por el operador del sistema y pide que clarifique cuáles son los «riesgos» para la cobertura. La eléctrica también recuerda que las paradas de Arcos y Campo de Gibraltar podrían ser compensadas con otras instalaciones próximas situadas en Los Barrios, San Roque y Algeciras.

Iberdrola añade en su informe que, en el caso de que se ratificara la denegación de la solicitud, Industria debería comunicarle la reanudación de la instalación de Campo de Gibraltar cuando esta se produzca para solicitar, «si a su derecho conviniera», el cierre del grupo 3 de Arcos. Además, la empresa demanda «prioridad» ante las hipotéticas solicitudes de cierre en la zona que podrían producirse en el futuro.

Iberdrola solicitó el pasado verano el cierre y desmantelamiento del grupo 3 de Arcos de la Frontera, inaugurado hace una década y hoy sumido en una profunda infrautilización por la caída de la demanda y el crecimiento de las energías renovables. Las centrales de ciclo combinado en España han reducido su actividad en un 60% desde el año 2009, pasando en apenas unos años de ser una de las primeras tecnologías de generación a abarcar un 6% de la demanda del país, según las últimas cifras de REE.

La CNMCy el Ministerio de Industria no prevén que esta crisis de utilización se solucione en los próximos años. De esta forma, la Secretaría de Estado de Energía que dirige Alberto Nadal está trabajando en el desarrollo normativo de la ley que permitirá hibernar estas instalaciones. Esto es, parar la central un periodo flexible de más de un año para eliminar los costes variables de su operación y aliviar en cierto modo sus números rojos.

La opción de la hibernación venía recogida en la reforma eléctrica aprobada en julio de 2013 por Industria, si bien la norma que se aprobará en las próximas semanas incluirá cambios sustanciales con respecto a la primera versión. Esto obligará a que el texto sea sometido a informe de la CNMCpor segunda vez, explican fuentes conocedoras de su elaboración.

Aún no hay un «informe escrito» sobre la capacidad potencialmente hibernable, si bien las mismas fuentes la cifran en el entorno de los 10.000 megavatios. Esta cantidad es equivalente a un 38% del parque nacional de ciclos combinados y a algo menos del 10% de la capacidad de generación del país.

No obstante, Industria está dando prioridad a la tramitación del decreto que regulará la nueva retribución de las energías renovables. Nadal anunció la pasada semana que la versión final del decreto incluirá algunos cambios técnicos con respecto al remitido a la CNMC en fase de consultas y recogerá algunas alegaciones del sector.

 

Articulo  VÍCTOR MARTÍNEZ

Fuente:  El Mundo

 

No Comments

Post a Comment