Repita conmigo: “Hago el tonto pagando la electricidad”

Repita conmigo: “Hago el tonto pagando la electricidad”

Valeriano Ruiz, uno de los padres de la energía termosolar en España, se desespera al contemplar la ignorancia, como esa creencia generalizada de que en España existe un impuesto al sol

Foto: Foto: Istock.

Foto: Istock.

El ser humano es vulnerable a muchas sensaciones externas, pero pocas son tan desoladoras como la de sorprenderse a uno mismo haciendo el ridículo. Por ignorante, especialmente, por vivir en la inopia, por no saber interpretar lo más elemental que se presenta ante nosotros, por ir de listillos, por desahogar toda la ira con protestas y bufidos que no conducen a nada, más que a un consuelo pasajero e inútil. Sí, todo esto es por el ‘recibo de la luz’, que es como se conoce en España la factura de la electricidad y los sablazos permanentes a los que nos someten, unas veces porque una ola de frío dispara el consumo y otras veces porque ha caído sobre nuestras cabezas una ola de calor. Como ahora. Pero lo que nadie se pregunta jamás es si todo esto podría evitarse, no tener que pagar tanto dinero. Incluso más allá todavía, si es posible llegar a una situación en la que, en vez de pagar por la electricidad, cobremos mensualmente una tarifa. Pensar que todo eso es posible en la actualidad y que no lo estamos haciendo, que nos limitamos a pagar la factura de Endesa, de Iberdrola o de Naturgy como si fuera algo inevitable, es lo que lleva a la desolación. De ahí la invitación a repetir algo que, antes de que se acabe este artículo, acabaremos diciendo todos: “Hago el tonto pagando la electricidad”.

Pero lo que nadie se pregunta jamás es si todo esto podría evitarse, no tener que pagar tanto dinero

La clave de ese convencimiento, de esta desolación, es un señor que se llama Valeriano Ruiz, uno de los padres de la energía termosolar en España, doctor en Física de la Universidad de Sevilla, que también se desespera al contemplar la ignorancia del personal, como esa creencia generalizada de que en España existe un impuesto al sol. “Y es completamente absurdo que se crea eso, porque es falso”, dice Valeriano Ruiz a El Confidencial. Todo surge, según explica, de la regulación al autoconsumo energético que se realizó en el Real Decreto 900/2015.

Ruiz: “Un módulo fotovoltaico genera electricidad en cuanto le da el sol. Esta energía la puede utilizar uno para lo que quiera, porque nadie se lo prohíbe”

De forma repentina, y quizás inexplicable, como tantas otras cosas que suceden en España, lo que se extendió de aquel decreto es que se había aprobado un ‘impuesto al sol’, de forma que si alguien decidía convertir la luz solar en electricidad para su propio consumo, tenía que pagar un impuesto al Estado. “No existe ningún impuesto al sol. Aquel decreto regulaba el autoconsumo y establecía una serie de condiciones y requisitos, pero ningún impuesto”. Sostiene Valeriano Ruiz al que, de forma general, le irritan mucho la desinformación, la ignorancia y el mal uso del lenguaje, y todo eso se da aquí por multiplicado. Es verdad, para empezar, porque es posible que la inmensa mayoría no distingamos entre placas termosolares y placas fotovoltaicas; todo se resume en una sola expresión, ‘las placas solares’, cuando nada tienen que ver entre sí, salvo que las dos funcionan con el sol, ni se pueden utilizar indistintamente. ¿Por qué pensamos que solo se pueden instalar las placas para calentar agua y no las de electricidad? ¿Por qué se llega a creer, incluso, que no están autorizadas? “Es que eso es una tontería muy grande —replica Valeriano Ruiz—. Que no, que no, que no está prohibido… Un módulo fotovoltaico, que es como se llama, genera electricidad en cuanto le da el sol. Y esa electricidad la puede utilizar uno para lo que quiera, porque nadie se lo prohíbe, nadie le pide impuestos, ni nadie le puede decir nada”.

Paneles de generación solar fotovoltaica. (EFE)

Paneles de generación solar fotovoltaica. (EFE)

Aquí es donde hay que detenerse. Sobre todo, en un mes como el que estamos, agosto, después de haber superando una ola de calor. Muchas veces, cuando hay precipitaciones abundantes en invierno, se suscita el debate del agua que va a parar al mar, como si se tratase del despilfarro de un recurso esencial para el ser humano. ¿Por qué no pensamos lo mismo cuando contemplamos las horas de sol, y la intensidad de sol en estas épocas de año en España? ¿Por qué no lo vemos nunca como una energía que estamos despilfarrando? Alemania, con la mitad de radiación solar que España, tiene 10 veces más placas solares. Es algo que tiene tan poco sentido como pensar que en la inmensa mayoría de los hogares españoles se ha disparado el consumo de electricidad para hacer frente a la ola de calor, con lo que habrá que prepararse para la próxima factura, cuando con una sencilla instalación fotovoltaica se podría estar abasteciendo todo el sobrecoste de electricidad que se requiere. ¿Cómo no pensamos que lo normal en España debería ser que el aire acondicionado para mitigar el calor debería financiarse a costa del propio sol? Cuando llegue la factura del verano, nos volvemos a hacer la pregunta. Valeriano Ruiz está seguro de que llegará un día en que los españoles acaben reparando en esta obviedad y se disipen todos los bulos que existen sobre el autoconsumo energético. “Estoy convencido de que va a haber un ‘boom’ de autoconsumo en España. Mucha gente viene y me pregunta, porque lo que sí existe es mucho malestar con las grandes compañías eléctricas: ‘¿Pero es posible independizarse de Endesa o de Iberdrola?’. Y yo les digo que sí, pero que tienen que saber que para eso tienen que hacer una inversión, que luego acabarán amortizando, pongamos 1.500 euros para una instalación de un kilovatio, que tendrán que instalar una batería en su casa, y que lo mejor es combinar el autoconsumo con la electricidad de las grandes compañías, para tener siempre una seguridad”.

Ruiz: “Con una sencilla instalación fotovoltaica, se podría estar abasteciendo todo el sobrecoste de electricidad que se requiere”

Valeriano Ruiz ha llegado a colocar placas fotovoltaicas, con su correspondiente batería, hasta en la terraza de un quinto piso. Y le daba para abastecerse. Ahora, en una casa unifamiliar, su instalación es de siete kilovatios y medio y genera tanta energía —tres veces más de la que consume— que, al cabo del mes, es él quien le vende electricidad al sistema general, del que se nutren luego las compañías comercializadoras. Con lo cual, sobre todo en estos meses de verano, no solo no paga nada de electricidad sino que ingresa de 500 a 600 euros al mes. “Mi situación es atípica, porque estoy acogido a la regulación anterior a la de 2008. Con posterioridad ya se limitó, pero estoy convencido de que pronto volverá a ser así y se autorizará de nuevo la venta de electricidad al sistema, como en mi caso. De todas formas, lo normal serán instalaciones más pequeñas que sirvan para reducir sustancialmente la factura eléctrica de los hogares españoles, sin desconectarse del todo de la red eléctrica. A quien se interesa, lo único que le digo es que se asesore bien porque también en esto, como en todo, hay mucho oportunista y cantamañanas tratando de engañar al incauto. Hay que informarse bien, en organismos públicos de la energía, y dirigirse a empresas serias del sector”.

PREGUNTA. Valeriano Ruiz, vuelvo al principio: usted, cuando llega una ola de calor, ¿no se dice en ningún momento: ‘Hay que ver cómo hacemos el tonto en España’?

RESPUESTA. Totalmente, totalmente. Es así, está claro. Yo, por ejemplo, cobro más dinero en agosto que en enero; mi instalación produce más electricidad, con lo que vendo más. ¿Por qué no lo hace más gente? Bueno, es un tema complejo y también cuesta dinero: mi instalación, por ejemplo, puede rondar los 6.000 euros. Pero se acaba amortizando. Lo fundamental es acabar con la ignorancia que existe, ignorancia pura y dura, porque esto es como quien va a a la tienda y le piden 20 euros por un kilo de tomates. En ese caso, todo el mundo lo tendría muy claro.

 

Articulo JAVIER CARABALLO

Fuente: EL CONFIDENCIAL

No Comments

Post a Comment